Se ha producido un error en este gadget.

JUEGO INTERACTIVO.

NOTICIAS CATOLICAS.

miércoles, 25 de marzo de 2009




EVANGELIZACION DE LA POLITICA.

"No logro entender qué Biblia leen quienes dicen que no hay que mezclar religión y política". Desmond Tutu.

En el mundo actual al cual llamamos postmodernidad, vemos como muchas personas de la Iglesia le tienen miedo a evangelizar el mundo de los políticos y en si la política, pues prefieren decir que el evangelio no se puede mezclar con la política, para así poder evadir este gremio que necesita hoy una nueva luz para saber guiar a los pueblos con fe y esperanza, pues los que conocemos un poco acerca de la política, sabemos que esta es el arte de gobernar, y de gobernar bien, y nadie puede gobernar mejor que aquel que está iluminado por el Espíritu Santo.
El documento de pueblo en el numeral 515 dice: “. La Iglesia —hablando todavía en general, sin distinguir el papel que compete a sus diversos miembros— siente como su deber y derecho estar presente en este campo de la realidad: porque el cristianismo debe evangelizar la totalidad de la existencia humana, incluida la dimensión política. Critica por esto, a quienes tienden a reducir el espacio de la fe a la vida personal o familiar, excluyendo el orden profesional, económico, social y político, como si el pecado, el amor, la oración y el perdón no tuviesen allí relevancia. “
Es así, como vemos que la iglesia si se preocupa por evangelizar la política, solo que hay unos grupos conservadores dentro de la iglesia que dicen que no es competencia de la iglesia introducirse en la política, sin entender que la evangelización no es vincularse a ningún grupo político ni defender este o aquel partido político, al contrario es llevar el mensaje de la buena nueva a todas las personas que trabajan dentro de este campo y que necesitan ser guiadas bajo la luz del señor; pues por el hecho de que muchas personas no se han dedicado a evangelizar dentro de esta área, hoy contamos con gobernantes mediocres y un deterioro creciente del cuadro político-social dentro de nuestro país y en el mundo entero.
También recientemente en Aparecida el magisterio episcopal reafirma la formación política: ‘También es tarea de la Iglesia ayudar con la predicación, la catequesis, la denuncia, y el testimonio del amor y de justicia, para que se despierten en la sociedad las fuerzas espirituales necesarias y se desarrollen los valores sociales. Sólo así las estructuras serán realmente más justas, podrán ser eficaces y sostenerse en el tiempo. Sin valores no hay futuro, y no habrá estructuras salvadoras, ya que en ellas siempre subyace la fragilidad humana”.
Es pues de aclarar que el papel de la iglesia no es apoyar un movimiento político, como lo decía anteriormente, sino evangelizar todos y cada uno de los sectores que influyen de una u otra manera en el desarrollo de los pueblos y sus comunidades.
La iglesia hoy más que nunca reclama nuevos líderes, personas con buena formación moral e intelectual que sean capaces de gobernar los pueblos al ejemplo de salomón, teniendo en cuenta que no hay poder que no venga de Dios y por tal razón preocuparse por saber dirigir los pueblos en la sabiduría y en la verdad.
Es de recordar pues, asimismo que tanto en Puebla como en Aparecida se distinguen los roles de los distintos miembros de la Iglesia, al afirmar que "la política partidista es el campo propio de los laicos" y que "los pastores, por el contrario, puesto que deben preocuparse de la unidad, se despojarán de toda ideología político-partidista que pueda condicionar sus criterios y actitudes. Tendrán así, libertad para evangelizar lo político como Cristo, desde un Evangelio sin partidismos ni ideologizaciones”
Pues lo importante es que los miembros que trabajan dentro de este campo reconozcan primero la autoridad suprema de Dios, la defensa de la vida y el arduo trabajo de la iglesia por el desarrollo de los pueblos y la instauración de una justicia universal.
Por tal razón nosotros que nos preparamos a un futuro ministerio sacerdotal debemos pensar también, en que técnicas vamos a utilizar para llevar el evangelio a estas personas que trabajan con el mundo político, para que las leyes en vez de atentar cada vez mas contra los seres humanos, se dediquen a proteger la vida y la dignidad de las personas, leyes que vayan en contra del aborto, la eutanasia y tantas otras prácticas que han convertido a la política en la principal amenaza para la vida de los hombres. De igual forma es necesario que nuestros gobernantes hagan una opción preferencial por los pobres y los desprotegidos, para que asi cada persona pueda tener lo necesario para vivir de una manera digna y no como animales.
El compromiso de la iglesia, es pues seguir llevando el evangelio a todas las gentes y concientizar a los miembros de ella, que allí donde haya un ser humano también debe estar Cristo, ese Cristo que transforma vidas, corazones e instituciones por completo.
Para terminar añado el numeral 516 de Puebla donde textualmente dice: “En efecto, la necesidad de la presencia de la Iglesia en lo político, proviene de lo más íntimo de la fe cristiana: del señorío de Cristo que se extiende a toda la vida. Cristo sella la definitiva hermandad de la humanidad; cada hombre vale tanto como otro: "Todos sois uno en Cristo Jesús" (Gál. 3,28).


Vicente arcila giraldo. Seminarista de primero de filosofía.

No hay comentarios:

BUSCADOR CATOLICO

santo de hoy